Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

jueves, 31 de julio de 2008

EL GUERRERO DEJA DE SER CIEGO


Sentí la esencia de tu deferencia
Y percibí que habías trascendido
Los caminos aciagos del sendero
Con lo que mi persona representa

Y separando a la persona de mí ser
Viste mi luz del flamígero guerrero
Empuñando mi espada en el sendero
Como compañero en los actos del ser

Espada en mano, guerrero del deber
Despejando de vándalos los lados
En el sendero sagrado del deber

Cuidando el camino al paraíso amado
Como en el guerrero de luz debe ser
Sin emociones aciagas de enojado


Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora, México
2008-03-10

2 comentarios:

Jorge Arié Cravioto dijo...

Guerrera de la flamígera espada que cuando las tres mosqueteras se separan abren su pecho sin defenza ante la espada altiva. Poema de corte clásico español que envidiaría el medio evo. Un saludo a nombre de aquel guerrero que dejó de ser ciego ante el pórtico de la muerte.
Un beso para ti.
Jorge Arié

Celia Rivera Gutierrez dijo...

El guerrero o la guerrera de la flamígera espada, esta dentro de cada uno de nosotros, y el camino es nuestro propio camino que se tiene que iluminar con nuestra sabiduría despejándolo de las emociones aciagas que a veces nos acompañan y oscurecen el avance del camino. Los vándalos son nuestras propias limitaciones y emociones estancadas a las que se tiene que transcender. Así que me tiene que perdonar el medio evo, ya que esta lucha de espadas flamígeras, es totalmente vigente en cualquier época. Para cada ser humano que transita su sendero de la vida rumbo a su propia sabiduría, aprendiendo a ver y dejando de ser ciego.

Gracias por enriquecer mi espacio con tus comentarios tan especiales y hermosos