Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

domingo, 3 de agosto de 2008

MIS VIEJOS FANTASMAS

Mis viejos fantasmas
Surgen de repente
Cuando ya no esperas
Se te hacen presente

Mis viejos fantasmas
Te asaltan en la esquina
Cuando de nuevo amas
Te atrapan la vida

Mis viejos fantasmas
Están en mi corazón
Y se hacen presentes
Al surgir del amor

Mis viejos fantasmas
Al espejo se ven
En hermosa joven
Que sus sueños tener

Mis viejos fantasmas
No tienen compasión
Llegan de repente
Sin ninguna razón

Mis viejos fantasmas
Los ahuyenta el amor
Ya no tienen fuerza
En mi presente de hoy


Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora,México
2008

6 comentarios:

irene dijo...

Todos tenemos viejos fantasmas, aunque a veces son más imaginarios que reales, depende de nuestro estado de ánimo. En lo que estoy de acuero es en que el amor puede espantarlos.

Me preguntas qué es un fado, es la canción y el baile típicos de Portugal, suelen ser canciones tristes y melancólicas pero muy bellas.
Siguiendo tu consejo, cuando me quiten la escayola me pondré arcilla.
Muchos besos.

Gustavo dijo...

Es cierto, el amor nos ayuda a ahuyentar esos fantasmas que nos atormentan y aparte nos motiva a crear pensamientos tan bellos como el que estás publicando.
¡Felicidades!

Carol dijo...

Los viejos fantasmas... O no tan viejos, simplemente fantasmas del subconsciene que creemos que se han ido pero estan allí, al acecho, a la vuelta de la esquina esperando un derrumbe de los sentimientos para aparecer y coronarse soberanos de nuestro entendimiento relegando a la razón a un segundo plano. Esos son los fantasmas, pero son buenos porque cuando somos felices del todo ya ni los vemos. Y sin fantasmas, no habria poesia, ni música, ni literatura, ni arte...

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias a Irene, a Gustavo y A Carol, creo que todos coincidimos en que el amor desaparece a los fantasmas, y que estos sirven como contraste para poder ver lo bello que los ahuyenta y hace producir arte.
Tengo excelentes lectores a los que les habla mis letras
Gracias por visitarme y dejarme su huella con sus comentarios que me hacen sentir cerquita de ustedes
Es hermoso sentir su amistad con sus letras.
Celia

Jorge Arié Cravioto dijo...

Siempre hay fantasmas que invaden nuestra vida de una manera u otra. Pero recuerda que los fantasmas más deseados son los del amor. Saludos. Un beso para ti.
Jorge Arié

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Los únicos fantasmas del amor que pueden ser bien venidos serían los parecido al fantasma de la opera en sus amores. Pues un fantasma del pasado siempre evita el brillo de la alegría del presente, aunque haya surgido del amor. Al surgir como fantasma opacaría el esplendor en la vida.
Celia