Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

viernes, 25 de julio de 2008

SU VIDA EN MI PIEL


Sintiendo su vida en mi piel
Al sentir mis pies en sus ramas
Escuchando el murmullo del río
Que junto a sus raíces pasaba
La firmeza de su tronco
Y música que escuchaba
Entre hojas y ramas
Que con el viento entonaban
Tocando melodías
Que extasiaban mi alma
Transmitiéndome la alegría
De tantas vidas albergadas
En las ciudades construidas
Que poblaban sus ramas
Atrayendo junto así
A las vidas humanas
De grandes y pequeños
Que en su entorno nadaban
Como sirenos y sirenas
Nadando entre las aguas
Con la caricia de su sombra
Que con amor prodigaba

Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora, México
24 de Julio del 2008

6 comentarios:

Lidia Luz dijo...

Muchas gracias por tu visita y palavras, Célia! As recibo con amor. Escribes muy lindamente y con ternura! Besos para ti,
Lidia Luz

irene dijo...

Por casualidad entré en mi post de Sentimientos, me alegró ver tu comentario, cada vez que entra alguien nuevo, es como si hubiese ganado otra amiga, últimamente no presto demasiada atención al blog, admiro a los que como tú, publicáis casi a diario, son bonitos los poemas, nunca escribí ninguno, todo lo que tengo en el blog son vivencias y estados de ánimo.
Gracias Celia, y un abrazo.

Jorge Arié Cravioto dijo...

En este poema viene a mi aquel remanso de río recóndito y virgen donde entonan su lira las fuentes en que bailan las ninfas y sirenas del mágico entorno, libres de presencia humana. Me gustó verte en ese marco impregnandote de él. Saludos. Un beso para ti.
Jorge Arié
P.D. La nueva presencia del blog mejoró considerablemente. Bien. Felicidades.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

¡Hola! No se quien ha sido el inspirado aquí, si tú o yo. Pues me remontas a otro sitio mágico con las liras y las ninfas y todos los espíritus: de la tierra y sus bosques (los nogmos), sus aguas (las ondinas), su fuego (las salamandras) y su aire (los silfos). Y de pronto surge un escenario mágico y luminoso donde todo se da en forma de acordes sincronizados. Pero yo estoy ahí como humana. Nada de esto tendría sentido si los humanos no los percibimos ¿no crees? Seria como poner frente a un ciego la gama de colorido y formas.
También un beso para ti

PD. Gracias por sentir mi espacio en tu propia inspiración.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias a Lidia Luz y a Irene por su visita y sus calidas palabras. Las estare visitando

Izildinha dijo...

Olá amiga ....
Me sinto muito feliz com sua visita.
Seu blog é lindo e vc escreve muito bem. Parabéns!

bjs
Izildinha