Datos personales

Mi foto
Soy una persona inquieta, que ama la vida en toda su extensión de la palabra y disfruta escribiendo lo que percibe de ella, saboreando cada palmo de lo vivido. soy terapeuta holistico.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

ECO EN VIENTO

Cada vez que veo y siento un eco
Siento el aire que me trae su aliento
El que llegaba de noche a darme un beso
Con el eco llegaba su pensamiento

Esa ráfaga, que entraba por rendijas
Y se cobijaba en mi alma nocturna
Bajo sabanas y almohadas de seda
Sin enseñar su rostro de penumbra

Pues solo era el eco a la distancia
Que llegaba en las ráfagas del viento
Entregando solo alma y con ella me besaba
Los cuerpos no se conocieron

Suena el viento a tempestad profunda
Como barco que se hunde en la mar
Por la brisa inquieta de mi alma
Porque se robo el viento al verbo amar

Sin dejar que llenara mi alma
Con la brisa suave de caricias
Que el viento a mi oído transportaba
Diciendo en susurro que me amaba

Ruge el viento, mientras se adormece el alma
De quien en espera estaba de ese amor
Que perdió el camino de ilusión
Cuando el viento cambio de dirección

Hoy me llega solo un eco
De nostalgia por un amor
Que parecía flores en primavera
Y en invierno se congeló

¿Alguien escucha un eco?
¡Decídmelo por favor!
Quizá me traiga un suspiro
Acompañado de otro amor.


Celia Rivera Gutiérrez
Cd. Obregón Sonora; México
Noviembre 18 del 2009

4 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Excelente el poema que nos acercas..
El eco..cuantos recuerdos penden de el.
Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Me gusta leerte siempre.. descubro cada día tu profesionalidad en tus versos..

excelente


Un abrazo
Saludos fraternos...

Rodolfo N dijo...

Muy bello. El eco es la resonancia de nuestros sueños en espera...
Cariños.

Juan Francisco dijo...

El eco sin voz de un sueño
recorre los horizontes...
¿lo estás escuchando, amigo?
¿son gemidos... los conoces?
Un hermoso poema, Celia. Para soñar despierto.
Un abrazo.